Corteza de pino

Corteza de pino

El Huerto en tu Balcón: Corteza de pino (Sustratos I) La semana pasada, después de haber definido el concepto de sustrato, dimos unas nociones básicas sobre los tipos de sustrato que podemos encontrar.  Hoy vamos a empezar con la primera entrega de la serie de posts de sustratos utilizados en horticultura, en concreto con la corteza de pino. La utilización de residuos Utilizar residuos para la elaboración de sustratos tiene un elevado valor medioambiental, ya que devuelve al ciclo productivo materiales desechados, y en muchos casos su manejo resulta muy problemático y caro. Además, la utilización de este tipo de materiales reduce la presión de explotación sobre los recursos naturales, los cuales no resisten altos ritmos de explotación sin ocasionar un gran impacto en el medioambiente. Uno de los materiales más utilizados para elaborar sustratos orgánicos es la corteza de pino compostada. Normalmente, las empresas que procesan y fabrican este tipo de sustrato, realizan un proceso de elaboración que asegura una completa esterilización, dando lugar a un sustrato libre de semillas, hongos, bacterias y virus, al tiempo que consiguen un sustrato estructurado e higroscópico, que potencia al máximo la capacidad de retención de agua del suelo, evitando a la vez su evaporación, y con un drenaje tan efectivo que prácticamente se anulan las posibilidades de encharcamiento. Características La corteza de pino, es un sustrato muy ligero con alto grado de aireación, dada la composición del mismo, lo que favorece la capacidad de permitir el crecimiento de las raíces. A pesar de estas ventajas, tiene como gran inconveniente una baja estabilidad, también una baja capacidad de retención de agua (en función...
Tipos de sustrato

Tipos de sustrato

El Huerto en tu Balcón: tipos de sustrato La semana pasada definimos qué es el sustrato de una forma general y básica. No es nuestra intención entrar en mayor profundidad sobre ello, pero sí dar unas pinceladas sobre los diferentes tipos de sustrato. Clasificación de sustratos La clasificación de sustratos más utilizada es la que los distingue entre sí por su composición, en concreto entre sustratos orgánicos e inorgánicos. Los sustratos orgánicos se pueden clasificar a su vez en tres tipos: Sustratos de origen natural, que tienen su origen en la biodescomposición. También se conocen como turbas. Sustratos de síntesis, que están constituidos por polímeros orgánicos no biodegradables, originados por síntesis química. Residuos y subproductos de actividades agrícolas, industriales y urbanas, los cuales deben ser compostados para adecuarlos como sustratos. Entre ellos está, por ejemplo, la fibra de coco. Por otro lado, los sustratos inorgánicos, también se clasifican en tres tipos: Sustratos de origen natural, cuya composición proviene de rocas o minerales, los cuales se suelen modificar en tamaño mediante procesos físicos como el machacado. Evidentemente, no son biodegradables, con lo cual, hay que tenerlo en cuenta. Rocas minerales transformadas, las cuales, después de un proceso físico, disponen unas características notablemente diferentes a su origen. Los más conocidos son la perlita, lana de roca, vermiculita o arcilla expandida. Subproductos y residuos industriales, compuestos por materiales de actividades industriales, como pueden ser las escorias de horno alto. ¿Qué sustrato elegir? Después de la clasificación teórica, podemos pasar a la práctica. Tal y como explicamos en el post anterior, el sustrato, además de dar sustento a la planta, es el lugar donde se desarrollan las raíces de la...
El sustrato

El sustrato

El Huerto en tu Balcón: el sustrato En El Huerto en tu Balcón queremos mostraros qué es un huerto urbano y cuál es la función de cada una de sus partes. Entender unos conceptos básicos puede ser la semilla que haga germinar el interés por vivir la experiencia de cultivar en vuestros hogares. Esta es la primera entrega, donde vamos a explicar nociones muy básicas sobre el sustrato. El medio de desarrollo En la agricultura a gran escala o en un pequeño huerto de jardín, las plantas nacen, crecen y dan sus frutos sustentándose y alimentándose de un medio, siendo normalmente la tierra, que tendrá una composición de nutrientes u otra en función de la zona. Así pues, el sustrato es el medio en el que se desarrolla una planta. Normalmente tendemos a asociar la palabra sustrato a abono, dado que se suelen vender en muchas multitiendas o grandes superficies sacos preparados para macetas, donde indican que tienen todo el preparado necesario. Efectivamente, es así, esos sacos contienen sustrato y abono. En la medida de lo posible, no recomendamos utilizar esos sacos (y menos para la horticultura), ya que suelen utilizar turba como sustrato (poco respetuosa con los bosques) y abonos en proceso de metabolización que pueden tener un olor muy desagradable y atraer muchos insectos. En definitiva, tenemos que quedarnos con la idea de que sustrato = tierra. Cualidades del sustrato Una buena elección del sustrato es crucial para el éxito de un huerto urbano, ya que es preferible usar sustratos adecuados que tengan más porosidad y permitan un mejor desarrollo de las raíces en volúmenes limitados. Las hortalizas necesitan sustratos ricos en nutrientes,...
El Huerto en tu Balcón… ¿Qué es? Empezando por el principio

El Huerto en tu Balcón… ¿Qué es? Empezando por el principio

El Huerto en tu Balcón: un proyecto de horticultura urbana ecológica El Huerto en tu Balcón es una forma de pensar plasmada en un proyecto de empresa. El Huerto en tu Balcón es una forma de concebir el día a día incorporando la naturaleza en pequeñas dosis, o todo lo grandes que uno pueda, en la vida de todos aquellos que no pueden disfrutarla directamente por muchos factores: vivir en la ciudad, no tener tiempo para escaparse al campo, no tener tiempo, trabajar demasiado… Todo empieza en el principio Desde mi infancia, la naturaleza y la horticultura han formado parte de mi vida, estando el respeto a la naturaleza, sus tiempos, sus secretos y sus detalles, en la base de mi educación. Si saberlo, aprendí cual es el ciclo de las plantas y los seres vivos, y que juntos coexisten en un pequeño ecosistema dentro del huerto. El compostaje fue algo que hacíamos en casa para aprovechar aquello que no necesitábamos en ese momento de las plantas, sabiendo que más adelante serían ellas mismas las que aportarían su ser a la tierra que las nutría. Coger con mis propias manos los añicos de ramas, hojas, frutos, triturados por bichitos que no sabía muy bien qué eran, pero sí lo que hacían, me impregnaba de fraternidad para con las plantas, y me empujaba a cuidarlas con mimo, dándoles el alimento que necesitaban al principio, como el niño que toma un buen desayuno por la mañana. El agua era un bien escaso que, en mis primeros pinitos como ingeniero, reconducía, almacenaba y transportaba para aprovechar hasta la última gota. Atardeceres enteros regando surcos y pozas, imaginando a...