Alimentación de las hortalizas

Alimentación de las hortalizas

El Huerto en tu Balcón: Alimentación de las hortalizas (Botánica II)

Hemos hablado en otros post de los tipos de sustratos. Una de las características relevantes era la cantidad de nutrientes que contenían. En el post de hoy, vamos a hablar sobre estos nutrientes y cómo de importantes son para las plantas en general, ya que de ellos depende la alimentación de las hortalizas.

Macronutrientes y micronutrientes

Las hortalizas necesitan una cantidad de energía para poder crecer, desarrollarse y reproducirse. Esta energía es obtenida mediante procesos que consiguen sustancias de su exterior, las cuales se sintetizan para obtener la energía necesaria. Estas sustancias son llamadas nutrientes.

Existen dos tipos de nutrientes: los macronutrientes y los micronutrientes. La diferenciación radica en la cantidad relativa de dichos nutrientes en los tejidos vegetales. Así, los macronutrientes son los elementos que están presentes en los tejidos vegetales por encima del 0,1 {d0a39ea0434b4f65ec8df1d3db5a3c8c3e5b812d65dee7e66aa518a803336227}, y el resto se denominan micronutrientes.

Los macronutrientes de las hortalizas y de las plantas en general son los siguientes:

  • Nitrógeno (N)
  • Fósforo (P)
  • Potasio (K)
  • Magnesio (Mg)
  • Azufre (S)
  • Calcio (Ca)

Los macronutrientes más importantes, junto con el carbono (C), hidrógeno (H) y el oxígeno (O), son el nitrógeno, el fósforo y el potasio, y son los constituyentes mayoritarios de las moléculas que forman la estructura de las plantas. A continuación, damos unas pinceladas sobre cada uno:

  • Nitrógeno: es un nutriente que está relacionado con muchas funciones de las plantas, pero su papel más importante lo desempeña en la síntesis de la clorofila, ya que forma parte de esta. Es un nutriente muy soluble y que tiene una alta capacidad de ser almacenado en los sustratos, a pesar de que es el primer nutriente que desaparece por su solubilidad.

Clorofila - El Huerto en tu Balcón

  • Fósforo: es también un nutriente muy importante para la fotosíntesis, para la respiración celular de las plantas y el metabolismo energético (por esto último influye mucho el desarrollo de los frutos). Aunque la función más conocida e importante es la de favorecer el desarrollo de las raíces, sobretodo en las primeras fases de crecimiento de las plantas. Tiene una baja solubilidad y una también baja capacidad de almacenaje en los sustratos.

Raíces - El Huerto en tu Balcón

  • Potasio: al igual que los anteriores nutrientes, el potasio es importante en los procesos de respiración, fotosíntesis, y la síntesis de clorofila. Pero la función más relevante es la de estimular la formación de flores y frutos, por eso es más importante su presencia en los sustratos de plantas florales que en sustratos de hortalizas. Es un nutriente bastante soluble y con poca capacidad de almacenaje en los sustratos.

Flor - El Huerto en tu Balcón

Comiendo a sorbos

Tal y como hemos explicado, los nutrientes se almacenan en el sustrato donde está la planta, con lo que la adquisición de los mismos se realiza a través de las raíces. Estos nutrientes se encuentran almacenados en el sustrato en forma de sales, pero las plantas raramente pueden absorverlas directamente, si no que necesita que estos nutrientes formen parte de iones. Así pues, solo están disponibles los elementos nutrientes que se encuentran en forma soluble.

Nitrato - El Huerto en tu Balcón

Los dos factores que más influyen en la absorción de los nutrientes, son los siguientes:

  • Estado de las raíces
  • Microrrizas: es una asociación simbiótica entre las raíces de las plantas y determinados hongos que facilitan la absorción de los nutrientes del sustrato.

Gota que se escapa, alimento que se pierde

Después de todo lo explicado, podemos tomar conciencia de la importancia de un riego adecuado en el sustrato donde están nuestras hortalizas, ya que estos se hacen solubles con el agua, pero la velocidad de absorción de las raíces puede no ser lo suficientemente rápida frente a una gran cantidad de agua.

Es por eso que toma mucha importancia el tipo de sustrato, como ya vimos en anteriores post, donde la capacidad de almacenamiento de nutrientes es crucial.

Por un sustrato inadecuado o por un riego excesivo, la pérdida de nutrientes hace aparecer síntomas en las plantas. Las deficiencias más importantes son las siguientes:

  • Nitrógeno: las hojas se quedan delgadas, amarillentas y se rompen con facilidad.

Falta potasio - El Huerto en tu Balcón

  • Fósforo: las hojas toman un color verde grisáceo, y las venas de las mismas toman un color morado.

Fosforo - El Huerto en tu Balcón

  • Potasio: las hojas se arrugan por el borde y tienen un color amarillento en las puntas y en los bordes.

Potasio - El Huerto en tu Balcón

 

En el próximos post explicaremos más sobre algunos nutrientes y sobre los procesos internos de nuestras hortalizas… ¡Hasta el domingo que viene!

 

Consulta nuestro catálogo en síguenos en Facebook.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *