Compostaje

Compostaje

El Huerto en tu Balcón: Compostaje

En este post vamos a dar unas pinceladas sobre el compostaje, qué es y como podemos llevarlo a cabo en nuestro jardín, patio o balcón, y qué obtendremos con ello.

Todo se transforma

La media de residuos generados por persona es de 1,6 Kg al día, siendo un 40{d0a39ea0434b4f65ec8df1d3db5a3c8c3e5b812d65dee7e66aa518a803336227} aproximadamente residuos orgánicos. Es decir, que cada día podríamos aprovechar 640 gr de residuos. Tratad de hacer el cálculo a la semana, al mes o al año, os quedaréis sorprendidos.

En la naturaleza, tal y como introdujimos en el post sobre el ciclo del nitrógeno, se lleva a cabo un proceso cíclico donde la materia orgánica es sometida a una transformación biológica. La transformación la llevan a cabo organismos “descomponedores” (caracoles, gusanos, hongos y bacterias principalmente) que transforman los restos vegetales y animales en humus. Este humus es la capa que podemos ver en el bosque por todo el suelo, un sustrato perfecto de donde las plantas obtienen los nutrientes que necesitan.

Ciclo nitrógeno - El Huerto en tu Balcón

Si aplicamos el concepto de compostaje a nuestros hogares, podemos reproducir el proceso de la naturaleza con el aprovechamiento de los restos de la cocina y de plantas de nuestro jardín o balcón, obteniendo con ello un abono natural con el que retornar los nutrientes a la tierra, cerrando así el ciclo de la materia orgánica.

Compostador - El Huerto en tu Balcón

El compostaje casero, además de aportar un beneficio para nuestras plantas y hortalizas, contribuye a la disminución (5 veces menor) de emisión de gases de efecto invernadero, ya que se reducen las emisiones del transporte de los residuos a las grandes plantas de compostaje.

Dónde, cómo y cuándo

La pregunta rápida es, ¿puedo yo hacer compostaje? La respuesta es sí. Cualquiera puede compostar, si no toda, al menos una parte de sus residuos orgánicos, ya bien sea en un jardín, una terraza o un balcón. El compostaje comunitario es también una buena opción.

En primer lugar, hay que distinguir los dos procesos posibles para la descomposición de la materia orgánica: por vía aeróbica o por vía anaeróbica. La descomposición aeróbica (con alta presencia de oxígeno) es el compostaje y la anaeróbica es la metanización (con nula o muy poca presencia de oxígeno). Con este dato, el compostaje tiene que mantener un equilibrio entre los siguientes 3 factores:

  • Oxígeno: debe llegar oxígeno a toda la materia orgánica que se está compostando, para evitar el proceso anaeróbico (olores).
  • Humedad: la humedad permite a los microorganismos estar activos, así que la falta de agua en la materia que está siendo compostada puede crear condiciones anaeróbicas (olores).
  • Temperatura: la actividad de los microorganismos aumenta la temperatura de la materia que se está compostando, pero si es superior a 65 ºC los microorganismos pueden verse afectados y dejar de trabajar.

Así pues, el recipiente o lugar habilitado para el compostaje debe estar cerrado pero tiene que disponer de aberturas que permitan la entrada de oxígeno, y debe permitir también el movimiento de la materia en proceso de compostaje para homogeneizar el proceso.

Existen muchos fabricantes de compostadores con tamaños adecuados a la disponibilidad de cada usuario, de madera o de plástico. También cabe la posibilidad de construirlo uno mismo, reciclando así también elementos como pallets y mallas metálicas.

Compostador - El Huerto en tu Balcón Compostador - El Huerto en tu Balcón

¿Y qué podemos compostar? Sin ningún problema papel de cocina, servilletas de papel, cáscara de huevo, peladuras de verdura y fruta (cítricos en baja cantidad), pan, restos de comida cocinada, frutos secos, restos de café e infusiones, flores, hojas, césped, hierbas, y serrín de madera natural. Hay que tener algunas consideraciones sobre todo lo indicado, sobretodo en las cantidades aportadas al compostaje.

¿Y ahora qué?

La pregunta que nos haremos a continuación es ¿cuánto tiempo tardaré en obtener el abono compostado o compost? Todo depende de los 3 factores para el proceso aeróbico, así como de la materia orgánica aportada (huesos, espinas o corcho tardan más tiempo en descomponerse). Existe la posibilidad de acelerar el proceso realizando vermicompostaje (lombrices) o avicompostaje (gallinas), que ayudarán a los microorganismos a descomponer la materia orgánica.

Humus de lombriz - El Huerto en tu Balcón

En buenas condiciones, al cabo de 9 meses podremos obtener la primera “cosecha” de compost, y a partir de entonces poderlo obtener cada 3 ó 4 meses. El proceso de vermicompostaje, por ejemplo, acelera el proceso hasta reducirlo a 2 meses.

El compost lo podremos utilizar como abono tanto en el jardín, como en el huerto, así como en macetas, respetando un porcentaje aproximado de 35-40{d0a39ea0434b4f65ec8df1d3db5a3c8c3e5b812d65dee7e66aa518a803336227} sobre el total del contenedor o 1 Kg por metro cuadrado.

 

Hasta aquí el post de hoy. Si al leer os habéis decidido a compostar, os animo a que leáis algo más en la red que las indicaciones de este post, ya que aquí sólo hago una introducción. ¡Hasta el domingo que viene!

 

Consulta nuestro catálogo en síguenos en Facebook.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *