Mariquita

Mariquita

El Huerto en tu Balcón: Mariquita (Salud Hortalizas IV)

Ayer, paseando por el campo, tuve la suerte de encontrarme con un insecto que me sugirió el post de hoy: una mariquita. Hoy volveremos a hablar de la salud de las hortalizas, en concreto de los beneficios de estos insectos que habitan el huerto.

Caparazones de alas

Las mariquitas son insectos de la familia de los coleópteros (escarabajos), en concreto su familia es la de los coccinélidos. Hay un total de 4.000 especies en esa familia, con una variabilidad de lunares y colores considerables.

Si alguna vez habéis cogido en vuestras manos una mariquita, seguramente recordaréis el cosquilleo de sus patas y el tacto de su “caparazón”. Y lo pongo entre comillas porque en realidad ese caparazón no es más que un par de gruesas alas especializadas (élitros) para tapar las alas verdaderas que permiten volar al insecto. Primer mito roto sobre las mariquitas… ¡fascinante!

Mariquita - El Huerto en tu Balcón

Los colores vivos de las mariquitas, responden a la estrategia de advertencia hacia sus depredadores, los cuales relacionan los colores vivos a veneno. Incluso alguna especie de mariquita es venenosa, pero tranquilos, podrías comer un buen puñado de ellas sin que te afectara lo más mínimo.

Dieta a base de pulgones

En un huerto ecológico, en el que queramos respetar los mecanismos de la naturaleza, hay tres tipos de insectos que son deseables: los depredadores, los parasitoides y los polinizadores.

Las mariquitas son auténticos depredadores de pulgones, hasta tal punto que, llegan a no poner huevos si no tienen asegurada la presencia de pulgones en la zona. El hecho es que, desgraciadamente, cada vez es más difícil encontrarse con mariquitas en el entorno rural, ya que los pesticidas utilizados (sobretodo en monocultivos) les afectan directamente.

Pero si tenemos la suerte de contar con la presencia de mariquitas en nuestro huerto, podemos contar con que su dieta nos va a beneficiar enormemente, ya que estas se alimentan de pulgones tanto en su estadio larvario como en el adulto. Un dato interesante es que un único ejemplar de mariquita puede llegar a comer hasta 5.000 pulgones en su vida. ¡Alucinante!

Mariquita pulgon - El Huerto en tu Balcón

Las mariquitas adultas necesitan alrededor de 500 pulgones para tener energía para poner sus primeros huevos. También las larvas necesitan mucha energía para convertirse en pupa (paso previo a adultas), en torno a los 350 pulgones. Es interesante identificar también la larva de la mariquita por si la vemos en nuestro huerto, y no pensar que son insectos no beneficiosos. La siguiente imagen muestra el aspecto que presenta la larva de la mariquita.

Larva mariquita - El Huerto en tu Balcón

Quédate conmigo

Una buena forma de atraer mariquitas en el huerto es disponiendo del “postre” de su dieta: el polen. Si bien las mariquitas se alimentan en gran medida de pulgones, el polen forma parte de su dieta, siendo sus preferidas plantas como el hinojo, eneldo, cilantro, zanahoria (en flor), geranio y diente de león. Así que, intentar disponer de estas plantas por el huerto, sería una buena forma de atraer mariquitas.

mariquita flor - El Huerto en tu Balcón

Otra forma de mantener a las mariquitas en nuestro huerto, es facilitándoles un hogar. Existen multitud de productos en la red relacionados. Desde kits de mariquitas adultas y en estadio larvario, con alimento incluido, hasta casas con las condiciones adecuadas para darles cobijo cuando las condiciones lo hagan necesario. Todo un mundo por explorar que os dejo en vuestras manos 😉

 

En el próximos post explicaremos más sobre otros insectos que benefician la salud de nuestras hortalizas… ¡Hasta el domingo que viene!

 

Consulta nuestro catálogo en síguenos en Facebook.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *