Capuchina

Capuchina

El Huerto en tu Balcón: Capuchina (Salud Hortalizas I) Con el post de hoy empezamos la serie en la que hablaremos de la salud de las hortalizas. Vamos a tratar estos temas desde el punto de vista práctico, es decir, sin hacer una descripción muy metódica, y por supuesto lo haremos desde un criterio ecológico, utilizando la propia naturaleza como prevención y solución de los problemas de salud de nuestras hortalizas. Así que iremos describiendo plantas, remedios caseros y otros conceptos que beneficiarán la salud de nuestras plantas. Hoy empezamos por la capuchina. Sano condimento La capuchina es una planta originaria de Sudamérica, perenne y con una flor preciosa, que fue introducida en Europa en el siglo XVI para uso culinario. Su aspecto es el siguiente:   Sus tallos y hojas son carnosos, y su flor de un color llamativo. Se extienden con rapidez en prados y campos, y en las zonas mediterráneas son muy usuales. La capuchina se reproduce por semillas que tienen el siguiente aspecto: Lo que poca gente sabe es que son unas plantas con muchos beneficios para la salud, que se pueden utilizar en la cocina de muchas formas: condimento de potajes, ensaladas, tartas, aderezos. Tanto las hojas como las flores se comen y dan un toque especial a las comidas. A mi primero Además de las peculiaridades gastronómicas y para la salud humana, una de las virtudes de la capuchina, aunque pueda parecer contradictorio, es la capacidad para atraer plagas. La capuchina es una aliada perfecta en la horticultura ecológica, ya que es una planta “trampa”. Disponer capuchina cerca o entre cultivos que sean susceptibles de padecer plagas,...