Compostaje

Compostaje

El Huerto en tu Balcón: Compostaje En este post vamos a dar unas pinceladas sobre el compostaje, qué es y como podemos llevarlo a cabo en nuestro jardín, patio o balcón, y qué obtendremos con ello. Todo se transforma La media de residuos generados por persona es de 1,6 Kg al día, siendo un 40{d0a39ea0434b4f65ec8df1d3db5a3c8c3e5b812d65dee7e66aa518a803336227} aproximadamente residuos orgánicos. Es decir, que cada día podríamos aprovechar 640 gr de residuos. Tratad de hacer el cálculo a la semana, al mes o al año, os quedaréis sorprendidos. En la naturaleza, tal y como introdujimos en el post sobre el ciclo del nitrógeno, se lleva a cabo un proceso cíclico donde la materia orgánica es sometida a una transformación biológica. La transformación la llevan a cabo organismos “descomponedores” (caracoles, gusanos, hongos y bacterias principalmente) que transforman los restos vegetales y animales en humus. Este humus es la capa que podemos ver en el bosque por todo el suelo, un sustrato perfecto de donde las plantas obtienen los nutrientes que necesitan. Si aplicamos el concepto de compostaje a nuestros hogares, podemos reproducir el proceso de la naturaleza con el aprovechamiento de los restos de la cocina y de plantas de nuestro jardín o balcón, obteniendo con ello un abono natural con el que retornar los nutrientes a la tierra, cerrando así el ciclo de la materia orgánica. El compostaje casero, además de aportar un beneficio para nuestras plantas y hortalizas, contribuye a la disminución (5 veces menor) de emisión de gases de efecto invernadero, ya que se reducen las emisiones del transporte de los residuos a las grandes plantas de compostaje. Dónde, cómo y cuándo La...
El ciclo del nitrógeno y el compostaje

El ciclo del nitrógeno y el compostaje

El Huerto en tu Balcón: El ciclo del nitrógeno y el compostaje (Botánica III) La semana pasada explicamos unas nociones básicas sobre la alimentación de las hortalizas y los nutrientes que intervienen en dicho proceso. En el post de hoy, vamos a explicar el ciclo del nitrógeno e introduciremos el proceso de compostaje, dos conceptos básicos para entender una gran parte del mecanismo natural del que se sirven las plantas para alimentarse. El aire que respiramos El aire que respiramos es una mezcla de elementos químicos, resultado del origen de nuestro planeta, y de los procesos geológicos y climáticos que interactúan con los seres vivos. Básicamente, se puede reducir la composición a una mezcla de oxígeno y nitrógeno, pero sin que formen un compuesto, es decir, ambos están libres para combinarse con otros elementos y formar compuestos diversos. Todos los seres vivos dependen del nitrógeno que hay en nuestro planeta, ya que es la base de los aminoácidos, los cuales forman las proteínas que tienen funciones básicas para la vida y desarrollo de los seres vivos. Pero esta cantidad de nitrógeno que podemos encontrar en el aire, no está a disposición de los seres vivos si no se fija en la tierra de forma soluble, en concreto en forma de iones, tal y como explicamos en el post de alimentación de las hortalizas. Del final al principio… y otra vez al final Y bien, ¿cómo es posible que el nitrógeno llegue a fijarse en la tierra? Hay varias formas, pero en todas, la naturaleza es la clave de un proceso satisfactorio. Por un lado, los animales tienen la capacidad de transformar...
Corteza de pino

Corteza de pino

El Huerto en tu Balcón: Corteza de pino (Sustratos I) La semana pasada, después de haber definido el concepto de sustrato, dimos unas nociones básicas sobre los tipos de sustrato que podemos encontrar.  Hoy vamos a empezar con la primera entrega de la serie de posts de sustratos utilizados en horticultura, en concreto con la corteza de pino. La utilización de residuos Utilizar residuos para la elaboración de sustratos tiene un elevado valor medioambiental, ya que devuelve al ciclo productivo materiales desechados, y en muchos casos su manejo resulta muy problemático y caro. Además, la utilización de este tipo de materiales reduce la presión de explotación sobre los recursos naturales, los cuales no resisten altos ritmos de explotación sin ocasionar un gran impacto en el medioambiente. Uno de los materiales más utilizados para elaborar sustratos orgánicos es la corteza de pino compostada. Normalmente, las empresas que procesan y fabrican este tipo de sustrato, realizan un proceso de elaboración que asegura una completa esterilización, dando lugar a un sustrato libre de semillas, hongos, bacterias y virus, al tiempo que consiguen un sustrato estructurado e higroscópico, que potencia al máximo la capacidad de retención de agua del suelo, evitando a la vez su evaporación, y con un drenaje tan efectivo que prácticamente se anulan las posibilidades de encharcamiento. Características La corteza de pino, es un sustrato muy ligero con alto grado de aireación, dada la composición del mismo, lo que favorece la capacidad de permitir el crecimiento de las raíces. A pesar de estas ventajas, tiene como gran inconveniente una baja estabilidad, también una baja capacidad de retención de agua (en función...