Riego por goteo casero

Riego por goteo casero

El Huerto en tu Balcón: Riego por goteo casero (Salud Hortalizas VII) El post de esta semana lo vamos a dedicar a explicar cómo solucionar el “problema” de regar en la época vacacional de verano con un sistema de riego por goteo casero. Reciclar, reciclar… y siempre reciclar En estas fechas de vacaciones, en las que dejamos a nuestras hortalizas de balcón a merced del tiempo y de la amabilidad de quien pueda acercarse a regar un poco, quien tenga la suerte de contar con agua corriente en su balcón o terraza puede instalar un sistema de riego por goteo que asegure el suministro de agua. Si no es así, y queremos facilitar el trabajo a quien se acerque a regar, podemos instalar un sistema de riego por goteo casero, el cual funcionará por gravedad y estará hecho de materiales reciclados. Necesitaremos: 1 garrafa de agua de 5 u 8 litros 2 o 3 tiras de “scooby doo” para hacer pulseras 1 rollo de cuerda 2 tupper de comida china 1 punzón (o algo con lo que poder punzar) 1 alfiler o imperdible 1 cuchillo bien afilado o cuter El contenedor y la base En primer lugar realizaremos un agujero en el “culo” de la garrafa con un cuchillo bien afilado o cuter, lo suficientemente grande como para rellenar la garrafa de agua. A continuación, realizaremos el soporte de la garrafa con un par de tuppers de comida china (son necesarios dos para dar suficiente rigidez al soporte). En el “culo” de los tupper realizaremos sendos agujeros para que entre el cuello de la garrafa boca abajo. En la parte lateral de los...
El Huerto en tu Balcón… ¿Qué es? Empezando por el principio

El Huerto en tu Balcón… ¿Qué es? Empezando por el principio

El Huerto en tu Balcón: un proyecto de horticultura urbana ecológica El Huerto en tu Balcón es una forma de pensar plasmada en un proyecto de empresa. El Huerto en tu Balcón es una forma de concebir el día a día incorporando la naturaleza en pequeñas dosis, o todo lo grandes que uno pueda, en la vida de todos aquellos que no pueden disfrutarla directamente por muchos factores: vivir en la ciudad, no tener tiempo para escaparse al campo, no tener tiempo, trabajar demasiado… Todo empieza en el principio Desde mi infancia, la naturaleza y la horticultura han formado parte de mi vida, estando el respeto a la naturaleza, sus tiempos, sus secretos y sus detalles, en la base de mi educación. Si saberlo, aprendí cual es el ciclo de las plantas y los seres vivos, y que juntos coexisten en un pequeño ecosistema dentro del huerto. El compostaje fue algo que hacíamos en casa para aprovechar aquello que no necesitábamos en ese momento de las plantas, sabiendo que más adelante serían ellas mismas las que aportarían su ser a la tierra que las nutría. Coger con mis propias manos los añicos de ramas, hojas, frutos, triturados por bichitos que no sabía muy bien qué eran, pero sí lo que hacían, me impregnaba de fraternidad para con las plantas, y me empujaba a cuidarlas con mimo, dándoles el alimento que necesitaban al principio, como el niño que toma un buen desayuno por la mañana. El agua era un bien escaso que, en mis primeros pinitos como ingeniero, reconducía, almacenaba y transportaba para aprovechar hasta la última gota. Atardeceres enteros regando surcos y pozas, imaginando a...