Compostaje

Compostaje

El Huerto en tu Balcón: Compostaje En este post vamos a dar unas pinceladas sobre el compostaje, qué es y como podemos llevarlo a cabo en nuestro jardín, patio o balcón, y qué obtendremos con ello. Todo se transforma La media de residuos generados por persona es de 1,6 Kg al día, siendo un 40{d0a39ea0434b4f65ec8df1d3db5a3c8c3e5b812d65dee7e66aa518a803336227} aproximadamente residuos orgánicos. Es decir, que cada día podríamos aprovechar 640 gr de residuos. Tratad de hacer el cálculo a la semana, al mes o al año, os quedaréis sorprendidos. En la naturaleza, tal y como introdujimos en el post sobre el ciclo del nitrógeno, se lleva a cabo un proceso cíclico donde la materia orgánica es sometida a una transformación biológica. La transformación la llevan a cabo organismos “descomponedores” (caracoles, gusanos, hongos y bacterias principalmente) que transforman los restos vegetales y animales en humus. Este humus es la capa que podemos ver en el bosque por todo el suelo, un sustrato perfecto de donde las plantas obtienen los nutrientes que necesitan. Si aplicamos el concepto de compostaje a nuestros hogares, podemos reproducir el proceso de la naturaleza con el aprovechamiento de los restos de la cocina y de plantas de nuestro jardín o balcón, obteniendo con ello un abono natural con el que retornar los nutrientes a la tierra, cerrando así el ciclo de la materia orgánica. El compostaje casero, además de aportar un beneficio para nuestras plantas y hortalizas, contribuye a la disminución (5 veces menor) de emisión de gases de efecto invernadero, ya que se reducen las emisiones del transporte de los residuos a las grandes plantas de compostaje. Dónde, cómo y cuándo La...
El ciclo del nitrógeno y el compostaje

El ciclo del nitrógeno y el compostaje

El Huerto en tu Balcón: El ciclo del nitrógeno y el compostaje (Botánica III) La semana pasada explicamos unas nociones básicas sobre la alimentación de las hortalizas y los nutrientes que intervienen en dicho proceso. En el post de hoy, vamos a explicar el ciclo del nitrógeno e introduciremos el proceso de compostaje, dos conceptos básicos para entender una gran parte del mecanismo natural del que se sirven las plantas para alimentarse. El aire que respiramos El aire que respiramos es una mezcla de elementos químicos, resultado del origen de nuestro planeta, y de los procesos geológicos y climáticos que interactúan con los seres vivos. Básicamente, se puede reducir la composición a una mezcla de oxígeno y nitrógeno, pero sin que formen un compuesto, es decir, ambos están libres para combinarse con otros elementos y formar compuestos diversos. Todos los seres vivos dependen del nitrógeno que hay en nuestro planeta, ya que es la base de los aminoácidos, los cuales forman las proteínas que tienen funciones básicas para la vida y desarrollo de los seres vivos. Pero esta cantidad de nitrógeno que podemos encontrar en el aire, no está a disposición de los seres vivos si no se fija en la tierra de forma soluble, en concreto en forma de iones, tal y como explicamos en el post de alimentación de las hortalizas. Del final al principio… y otra vez al final Y bien, ¿cómo es posible que el nitrógeno llegue a fijarse en la tierra? Hay varias formas, pero en todas, la naturaleza es la clave de un proceso satisfactorio. Por un lado, los animales tienen la capacidad de transformar...
Alimentación de las hortalizas

Alimentación de las hortalizas

El Huerto en tu Balcón: Alimentación de las hortalizas (Botánica II) Hemos hablado en otros post de los tipos de sustratos. Una de las características relevantes era la cantidad de nutrientes que contenían. En el post de hoy, vamos a hablar sobre estos nutrientes y cómo de importantes son para las plantas en general, ya que de ellos depende la alimentación de las hortalizas. Macronutrientes y micronutrientes Las hortalizas necesitan una cantidad de energía para poder crecer, desarrollarse y reproducirse. Esta energía es obtenida mediante procesos que consiguen sustancias de su exterior, las cuales se sintetizan para obtener la energía necesaria. Estas sustancias son llamadas nutrientes. Existen dos tipos de nutrientes: los macronutrientes y los micronutrientes. La diferenciación radica en la cantidad relativa de dichos nutrientes en los tejidos vegetales. Así, los macronutrientes son los elementos que están presentes en los tejidos vegetales por encima del 0,1 {d0a39ea0434b4f65ec8df1d3db5a3c8c3e5b812d65dee7e66aa518a803336227}, y el resto se denominan micronutrientes. Los macronutrientes de las hortalizas y de las plantas en general son los siguientes: Nitrógeno (N) Fósforo (P) Potasio (K) Magnesio (Mg) Azufre (S) Calcio (Ca) Los macronutrientes más importantes, junto con el carbono (C), hidrógeno (H) y el oxígeno (O), son el nitrógeno, el fósforo y el potasio, y son los constituyentes mayoritarios de las moléculas que forman la estructura de las plantas. A continuación, damos unas pinceladas sobre cada uno: Nitrógeno: es un nutriente que está relacionado con muchas funciones de las plantas, pero su papel más importante lo desempeña en la síntesis de la clorofila, ya que forma parte de esta. Es un nutriente muy soluble y que tiene una alta capacidad de ser almacenado...
Vermiculita

Vermiculita

El Huerto en tu Balcón: Vermiculita (Sustratos III) Hace unas semanas vimos otro tipo de sustrato, la perlita. Esta semana, el que vamos a ver tiene unas características muy parecidas: la vermiculita. Micas aquí y allà Como explicamos en el post de tipos de sustrato, la vermiculita es un sustrato inorgánico de origen natural. En concreto, la vermiculita es un mineral de la familia de las micas, siendo esta la familia de minerales más abundantes de la naturaleza (las micas a su vez, pertenecen a la familia de los silicatos, los cuales constituyen el 95 {d0a39ea0434b4f65ec8df1d3db5a3c8c3e5b812d65dee7e66aa518a803336227} de la corteza terrestre). Se suelen encontrar en la naturaleza con otros minerales, como son el cuarzo y el feldespato (granito). Pues bien, la vermiculita está compuesta básicamente por silicatos de aluminio, magnesio y hierro, los cuales se caracterizan por una fácil exfoliación en delgadas láminas flexibles, elásticas y muy brillantes. Pero el aspecto que presenta la vermiculita en la naturaleza es el que se puede ver en la siguiente fotografía. Al igual que la perlita, la vermiculita tiene la propiedad poco común de expandirse muchísimo cuando se la calienta lo suficiente. Características La presencia de agua en la vermiculita en estado natural, la dota de su característica principal. Al calentar la vermiculita a una temperatura adecuada, puede expandirse y exfoliarse hasta ocho veces su volumen inicial. Así pues, el mineral en crudo se ve sometido a un proceso en el cual se calienta con rapidez por encima de 870ºC, produciéndose una exfoliación en pequeñas láminas a medida que el agua se evapora, quedando un mineral transformado con baja densidad aparente y elevada porosidad. Como vimos en el post...
Tipos de sustrato

Tipos de sustrato

El Huerto en tu Balcón: tipos de sustrato La semana pasada definimos qué es el sustrato de una forma general y básica. No es nuestra intención entrar en mayor profundidad sobre ello, pero sí dar unas pinceladas sobre los diferentes tipos de sustrato. Clasificación de sustratos La clasificación de sustratos más utilizada es la que los distingue entre sí por su composición, en concreto entre sustratos orgánicos e inorgánicos. Los sustratos orgánicos se pueden clasificar a su vez en tres tipos: Sustratos de origen natural, que tienen su origen en la biodescomposición. También se conocen como turbas. Sustratos de síntesis, que están constituidos por polímeros orgánicos no biodegradables, originados por síntesis química. Residuos y subproductos de actividades agrícolas, industriales y urbanas, los cuales deben ser compostados para adecuarlos como sustratos. Entre ellos está, por ejemplo, la fibra de coco. Por otro lado, los sustratos inorgánicos, también se clasifican en tres tipos: Sustratos de origen natural, cuya composición proviene de rocas o minerales, los cuales se suelen modificar en tamaño mediante procesos físicos como el machacado. Evidentemente, no son biodegradables, con lo cual, hay que tenerlo en cuenta. Rocas minerales transformadas, las cuales, después de un proceso físico, disponen unas características notablemente diferentes a su origen. Los más conocidos son la perlita, lana de roca, vermiculita o arcilla expandida. Subproductos y residuos industriales, compuestos por materiales de actividades industriales, como pueden ser las escorias de horno alto. ¿Qué sustrato elegir? Después de la clasificación teórica, podemos pasar a la práctica. Tal y como explicamos en el post anterior, el sustrato, además de dar sustento a la planta, es el lugar donde se desarrollan las raíces de la...