Mariquita

Mariquita

El Huerto en tu Balcón: Mariquita (Salud Hortalizas IV) Ayer, paseando por el campo, tuve la suerte de encontrarme con un insecto que me sugirió el post de hoy: una mariquita. Hoy volveremos a hablar de la salud de las hortalizas, en concreto de los beneficios de estos insectos que habitan el huerto. Caparazones de alas Las mariquitas son insectos de la familia de los coleópteros (escarabajos), en concreto su familia es la de los coccinélidos. Hay un total de 4.000 especies en esa familia, con una variabilidad de lunares y colores considerables. Si alguna vez habéis cogido en vuestras manos una mariquita, seguramente recordaréis el cosquilleo de sus patas y el tacto de su “caparazón”. Y lo pongo entre comillas porque en realidad ese caparazón no es más que un par de gruesas alas especializadas (élitros) para tapar las alas verdaderas que permiten volar al insecto. Primer mito roto sobre las mariquitas… ¡fascinante! Los colores vivos de las mariquitas, responden a la estrategia de advertencia hacia sus depredadores, los cuales relacionan los colores vivos a veneno. Incluso alguna especie de mariquita es venenosa, pero tranquilos, podrías comer un buen puñado de ellas sin que te afectara lo más mínimo. Dieta a base de pulgones En un huerto ecológico, en el que queramos respetar los mecanismos de la naturaleza, hay tres tipos de insectos que son deseables: los depredadores, los parasitoides y los polinizadores. Las mariquitas son auténticos depredadores de pulgones, hasta tal punto que, llegan a no poner huevos si no tienen asegurada la presencia de pulgones en la zona. El hecho es que, desgraciadamente, cada vez es más difícil encontrarse con mariquitas en...